Saltar al contenido
© 2019 Bancospedia.com

Cómo endosar un cheque en Argentina

Los cheques son utilizados constantemente por particulares y organizaciones para realizar pagos. Se definen jurídicamente como documentos negociables, lo que, en palabras más sencillas, quiere decir que son promesas formales de pago. Los cheques son librados a un beneficiario por personas -tanto físicas como jurídicas-, que tienen una cuenta corriente bancaria. Existen diferentes tipos de cheques, según los plazos y las modalidades de cobro que cada uno permite. Esas diferencias también determinan si un cheque puede ser o no pasible de endoso.

Qué significa endosar un cheque

Endosar un cheque significa transferirlo a otra persona, es decir, transmitir a un tercero el derecho de cobrar la totalidad del monto del documento. Siempre es la totalidad, ya que no se puede transferir un monto parcial. Cuando alguien recibe un cheque, según el tipo del que se trate, puede optar entre cobrarlo por ventanilla, depositarlo o transferirlo a un tercero. Esta transferencia a terceros se realiza en muchos casos a través de un endoso. Los cheques que se endosan para ser transferidos son básicamente todos, menos los que tienen especificado no ser a la orden. Los cheques también se deben endosar cuando se depositan en una entidad financiera.

Cómo endosar un cheque

Para transferir un cheque a través de un endoso, quien lo recibió lo debe firmar en el dorso o sobre una hoja unida al documento, y entregárselo a otra persona. Además de la firma, debe escribir el nombre y el apellido del endosante, su documento y/o CUIT, y su dirección fiscal. Cuando los cheques se endosan del revés, se puede utilizar cualquiera de los extremos. Para los cheques que admiten más de un endoso, es importante tener en cuenta el orden de las firmas, ya que deben ser sucesivas. Si el primer endoso se realiza en la punta derecha y el segundo en la izquierda, es probable que sea rechazado. Tanto las personas físicas (individuos) como las personas jurídicas (organizaciones, empresas, fundaciones, etc.) pueden endosar cheques. Las últimas deben incluir la razón social y la condición de quien las representa.

En el caso de depósitos bancarios, ya sea a través de las cajas o de medios electrónicos, tales como cajeros automáticos o terminales de autoservicio, el endoso se realiza para asegurar que el documento no pueda ser liquidado por ninguna otra persona o entidad. Para ello, hay que incluir en el endoso -además- el número y tipo de cuenta del beneficiario. Es importante consultar a cada banco si existen otros requisitos para este tipo de traspasos, antes de realizarlos.

Tipos de cheques

Como dijimos antes, existen diferentes tipos de cheques. Las diferencias radican en la modalidad de cobro, las formas de transferencia y los plazos. Estos son los diferentes tipos de cheques vigentes de la República Argentina y sus características respecto del endoso:

  1. Cheque común
  2. Con pago diferido
  3. No a la orden
  4. Cruzado
  5. Al portador
  6. En blanco
  7. Cancelatorio

Cheque común

Los cheques pueden ser comunes o de pago diferido. Los cheques comunes son aquellos que cuentan con una única fecha de pago. Pueden ser endosados solamente una vez para transferir los beneficios del cobro, sin contar el endoso final de quien realiza un cobro o depósito bancario. Se pagan el día en que se presentan en el banco y tienen una vigencia de 30 días a partir de la fecha de emisión.

Cheque con pago diferido

En cambio, los cheques diferidos tienen dos fechas: una que corresponde al momento en que fueron emitidos y otra que indica el momento a partir del cual pueden cobrarse. El plazo de cobro puede ser de entre 1 a 360 días de entregados como medio de pago y el vencimiento es a 30 días desde la fecha establecida para su pago, en vez de la fecha de emisión. Se pueden endosar dos veces, sin contar el último endoso correspondiente al cobro por ventanilla o al depósito bancario. Es importante recordar que, si una persona endosa en un extremo y la segunda en el otro, es probable que el cheque sea rechazado. Se debe respetar el orden de endosos: una firma debajo de la otra.

Cheque no a la orden

A su vez, los cheques pueden ser extendidos a favor de una persona específica o a favor de una persona determinada “no a la orden”. Los cheques emitidos con la leyenda “no a la orden” no se pueden endosar. Esto quiere decir que, para transferir los derechos de cobro de este cheque, hay que realizar un trámite más complejo: una cesión de créditos. En términos generales, los cheques no a la orden pueden ser depositados únicamente por la persona beneficiaria del cheque.

Sin embargo, estos cheques pueden ser transferidos mediante endoso en dos casos: cuando son transferidos a favor de una entidad financiera -según la Ley 21.526-, o cuando se depositan en la caja de valores sociedad anónima para su posterior negociación en mercados de valores. En ese caso, el endoso debe indicar “para su negociación en mercado de valores”.

Cheque cruzado

Los cheques cruzados son similares a los cheques comunes, pero con un endoso para depósito. Para ello, se agregan dos líneas en uno de los bordes o la leyenda “para acreditar en cuenta”. La diferencia con los cheques comunes es que los cruzados no pueden ser cobrados por ventanilla, sino que pueden ser únicamente depositados.

Cheque al portador

Un cheque al portador no tiene indicado un beneficiario específico, sino que queda en blanco y en su lugar se escribe “al portador”. Al entregar un cheque de estos a un tercero, se le está cediendo el derecho a cobrarlo. Esto significa que no es necesario realizar un endoso, porque la mera entrega del documento basta para cambiar de beneficiario.

Cheque en blanco

Los cheques en blanco son aquellos que no tienen completado el monto y pueden no mencionar un beneficiario. Quien lo recibe puede completarlo con su nombre y así cobrarlo o endosarlo, o puede completarlo con el nombre de un tercero.

Cheque cancelatorio

Los cheques cancelatorios se utilizan en operaciones inmobiliarias de compraventa. Surgieron en 2010 para reducir la cantidad de salideras bancarias, y se utiliza para brindar seguridad a transacciones de altos montos de compraventa de inmuebles. Están exentos del impuesto al cheque.

Impuesto al cheque

El impuesto al cheque es un impuesto a los créditos y débitos en cuentas bancarias que se implementó en 2001 en un contexto de emergencia económica, a partir de la Ley de Competitividad o Ley 25.413. Representa aproximadamente el 10% de la recaudación tributaria del país, que se destina en su totalidad a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

En general, este impuesto está compuesto por una tasa del 0,6% sobre los créditos y débitos bancarios. En el caso de los cheques, el impuesto corresponde al 1,2% en total: El 0,6% de cada cheque que se deposita y otro 0,6% de cada cheque que se cobra. Algunas actividades tienen diferentes tasas y, en algunos casos, se puede descontar del impuesto a las ganancias. Estos son algunos casos particulares:

  • Las PyME pueden computar este impuesto como pago a cuenta de ganancias, tanto en la declaración jurada como en los anticipos de pago.
  • Las empresas manufactureras medianas (Tramo I), pueden hacerlo con el 60% del pago. Para poder hacer eso, es necesario que se registren como PyME en el Ministerio de Producción.
  • Por su parte, los monotributistas y los exentos del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) tienen acceso a una tasa reducida del 0.25% si realizan el trámite de inscripción en la página web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
  • Las cuentas sueldo no pagan el impuesto.
  • Tampoco lo hacen las operaciones de transferencias de dominio a título oneroso de inmuebles situados en el país, siempre que los titulares de la cuenta corriente sean residentes argentinos.
  • Finalmente, no abonan el tributo las jubilaciones y las pensiones.

Ley de cheques

La Ley de Cheques, o Ley 24.452, regula el uso de estos documentos en la República Argentina. La norma establece los tipos de cheques vigentes en el país -antes descriptos-, sus características, sus formas de transferencia y los aspectos formales que deben incluir estos títulos.